MIS INICIOS COMO ESCRITOR

Escritores, libros, best sellers, Kindle, Amazon, Autoayuda, Católics, Claudio de Castro, Testimonios, Fe, Los más vendidos, Libros cristianos
scritor,  NOVELA, LITERATURA, escritor, autores, católico, Kindle amazon, amazon libros, ebook, autoayuda
Editorial, Publicar, Publisher, book, e book,  ebook, , libros eléctronicos, amazon en español, download book, libros gratis, leer libros on line, editorial, amazon kindle, e reader,  amazon ebooks, kindle format, cómo hacer un libro,
Escritores, libros, best sellers, Kindle, Amazon, Autoayuda, Católics, Claudio de Castro, Testimonios, Fe, Los más vendidos, Libros cristianos
Escritores, libros, best sellers, Kindle, Amazon, Autoayuda, Católics, Claudio de Castro, Testimonios, Fe, Los más vendidos, Libros cristianos
Escritores, libros, best sellers, Kindle, Amazon, Autoayuda, Católics, Claudio de Castro, Testimonios, Fe, Los más vendidos, Libros cristianos

Nací en Colón (3 de julio de 1957), una ciudad costera de Panamá, con olores y sabores maravillosos. Se mezclaba la fuerte brisa marina, con dulce el pan bon, el pudín de pan, el plátano maduro, la carne de tortuga y los sueños e inquietudes de la infancia.

 

En esos días Colón era un lugar pequeño donde todos nos conocíamos. Podías salir y caminar sin ningún peligro por sus calles. Yo solía pasear por el borde del mar en busca de troncos y tesoros dejados por la marea la noche anterior. También disfrutaba mucho una pequeña librería llamada "El Progreso".

 

Siempre quise ser un escritor. En el colegio, cuando a mis compañeros de salón les preguntaban que deseaban ser en el futuro, algunos respondían: “Médico, ingeniero, arquitecto….” En el momento que me lo preguntaban invariablemente respondía: “Escritor”. “Muy bien”, me decían sin comprender mis sueños, “pero, ¿qué vas a estudiar?” Y yo callaba, porque sabía que jamás comprenderían.

 

Una mañana nos llevaron a una feria del libro. Nunca sospeché que esto cambiaría mi vida. En esos días no eran como las de ahora, con tantos libros y librerías y lectores de todas las edades, apasionados por la lectura. Aquella era una feria pequeña, en el patio de una escuela. Colocaron mesas y encima de ellas apilaron los libros, ordenándolos lo mejor posible.“Algún día”, me dije, “los míos estarán aquí”.

 

Caminé con curiosidad entre aquellas montañas de libros, cuando vi algo que llamó poderosamente mi atención. Era un libro pequeño. Se encontraba en una estantería en uno de los pasillos. Se titulaba: “La cápsula de cianuro”. El autor era Enrique Jaramillo Levi… Mi vecino de Colón, la ciudad costera donde crecí.

 

Apenas me lo creía. Allí, ante mí se encontraba un libro de alguien que conocía bien. Su papá era mi padrino. Por supuesto, lo compré ilusionado. Y a la vuelta, cuando atardecía y el sol empezaba a ocultarse, viajaba en un bus escolar, con ese tesoro entre mis manos.Lo leí… No… lo devoré en minutos. Y tomé una resolución: “Si Enrique pudo, ¡yo también!”

 

 A lo largo de mi vida me han dicho de todo: “Bicho raro, tonto, ingenuo, naif…”  “¿Quieres ser un escritor?" “¿Te volviste loco?”

 

La ventaja de ser incomprendido es que puedes escuchar la voz más clara de todas, sin interferencias, la que te muestra lo que eres capaz de lograr. Oyes la voz del corazón, donde Dios te habla.

 

Hoy mis libros se encuentran disponibles en librerías de más de 15 países y empiezan a ser traducidos al inglés, francés, italiano, portugués y muy pronto los encontraras en mandarín y ruso.

 

Cada mañana al despertar y levantarme de la cama sé que ese día haré, lo que siempre quise, aquello que me apasiona y me llena de alegrías: escribir. Y es lo que hago en ese momento para ti.

 

Me case con mi complemento perfecto, una  hermosa mujer: Vida Ros-Zanet, tenemos 4 hijos.

 

LA EDITORIAL

En una ocasión visité una librería católica y la directora me sugirió: “¿Por qué no haces una editorial católica?”  Me pareció una empresa imposible. Lo pensé mucho y le escribí al arzobispo de Panamá, en ese entonces monseñor José Dimas Cedeño, contándole, pidiendo su bendición. Me sorprendió porque esa semana me llamó al celular y me dijo: “Sigue adelante. Cuentas con nuestra bendición”.  Fue asombroso.

Esperé un día muy especial para iniciar nuestra editorial. Fue un 16 de julio, día de la Virgen del Carmen.  Fui con mi esposa Vida a verla y  leímos un corto escrito en el que poníamos bajo su protección y amparo este proyecto.  Queríamos publicar libros pequeños, de bolsillo, que llevaran esperanza. Le pusimos el nombre de Ediciones Anab, por mi hija Ana Belén.  Tomamos a san José como nuestro santo patrono. Ha sido una experiencia bellísima tenerlo como aliado, ayudándonos en la editorial. Las puertas que estaban cerradas empezaron a abrirse y la editorial comenzó a crecer.

 

Al principio imprimíamos, compaginábamos y publicábamos artesanalmente los libros en nuestra casa. Fueron años bellísimos, en los que nos sobraba el entusiasmo, las ganas de trabajar para Jesús.   Actualmente abastecemos librerías y distribuidoras católicas. Enviamos nuestros libros a todos los países. 

 

Actualmente publicamos también en el portal de AMAZON libros impresos y digitales de auto superación, autoayuda, novelas de misterio, detectives, y libros de espiritualidad católicos.

¿Nuestro sueño? Llevar esperanza. Ser  una voz de aliento con el apostolado de la palabra escrita.

¡Dios te bendiga!

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now